El Bosque

¡Holi! Tarde, pero bueno, acá les dejo un mini cuento… MUY mini 😛🌲🌳🌲🌳🌲🌳


El Bosque

Por Linette Cozaya Otto

Abrió los ojos. Se encontraba en medio de un sitio en el que jamás había estado: un bosque. Un gran, oscuro y frío bosque. El viento, agresivo, revolvía su cabello, su ropa. Sentía cómo se erizaba su piel. Los árboles lo miraban desde lo alto, desdeñándolo, haciéndolo sentir pequeño con sus grandes copas y retorcidas ramas. La luna se ocultaba entre las nubes, proyectando las más extrañas sombras. Lo envolvían el olor a pasto y tierra mojada, a animal muerto y hojas echándose a perder. El viento chillaba, los lobos aullaban. Sólo quería salir de ahí. Comenzó a correr, pero era inútil: el bosque se iba haciendo cada vez más estrecho, más oscuro. Sentía que cada vez veía menos, la neblina era espesa, los árboles se burlaban de él. Estaba cansado, le costaba respirar, su corazón brincaba como si quisiera salirse de su sitio, tenía el cabello empapado en sudor, pegado a su frente y cuello, le temblaban las manos. Necesitaba encontrar la salida. Tomó aire y siguió corriendo. Las ramas de los árboles le arañaban la cara, y, de repente, nada bajo sus pies. Comenzó a caer, gritó como nunca. El estómago revuelto y la falta de aire lo obligaron a callar. Buscó desesperado algo de dónde aferrarse. Una luz muy fuerte lo golpeó en la cara. Había amanecido.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s