Contra la inactividad

Es cierto que en la vida conocemos a mucha gente, a pesar de nuestros mejores esfuerzos. Todos somos distintos, y aun así, podemos agruparnos de acuerdo con nuestros intereses: siempre encontramos a alguien similar. Pero entonces, cómo es que todos (sí, absolutamente todos) conocemos a alguien “inactivo”? En realidad, no sé cómo es que se llamaría este tipo de gente, pero déjenme describir un poco de qué van, y verán que algún conocido viene a su mente. Alguien inactivo, según yo (porque, aunque lo he discutido con mis más allegados, la palabra que utilizan ellos es otra, una mucho más fuerte), es aquel cuyo segundo nombre siempre es “Flojera”. He descubierto que no hay mejor persona para manejar pretextos, que ellos. Son desidiosos. No es común que tengan metas o sueños, y si las tienen, les cuesta mucho trabajo alcanzarlas. Viven el día a día, sin rumbo, ni sentido. Su frase característica, que además se creen, es “todo está bien”. Conformistas. No van “más allá”. Pretenden o esperan que alguien más les resuelva la vida. Todos tienen la culpa de sus problemas, menos ellos, por supuesto.

¿Te suena? ¿Ya tienes a alguien en mente? En mi opinión, ser inactivo en la vida es patético y desesperante. Lo que me pregunto, al encontrarme con una persona así, es: ¿POR? ¿Qué daño te hizo la vida que estás en ese nivel de pasividad y valemadrismo? ¿Tan mal te han tratado que no tienes pasiones ni motivos? ¿Cómo no te da flojera tu flojera? A mí me da. Me da hasta ñáñaras. Nivel: no me puedo imaginar sin hacer nada, es decir, aún no termino una cosa y ya estoy pensando o buscando lo que sigue. Mientras estas personas viven en un eterno “ahorita”, “mañana”, “no sé”… ¿Les da paz no tener metas? ¿No tener tareas, ni trabajos? Cuando en yoga me dicen que deje a un lado mi “to do list”, me cuesta trabajo, porque me tranquiliza visualizar los planes del día (y la vida). Por el contrario, estas personas parecen vivir con la mente en blanco: flotando a donde quiera que el viento los esté llevando.

Y no digo que tengamos que estar en chinga todo el día, todos los días, corriendo de un lado al otro, haciendo mil cosas. No, no. Es válido, sano y necesario descansar tener ratos de Netflix en los que apaguemos el cerebro viendo un chick flick o nos estimulemos con una buena serie o documental, bebiendo café, comiendo una quesadilla, rascándonos la panza. Todos necesitamos ratos de inactividad. Pero hay de inactividad a inactividad. La que me molesta es la segunda, de la que he estado quejándome. La que trata de mover el cuerpo (y las neuronas) lo menos posible. La que se practica diario.

He descubierto que dentro de la inactividad hay niveles. Tenemos a la gente que no hace nada nunca: no tiene metas, sueños, inspiración… Nada. También está la gente que dice que hace, y actúa como si hiciera, pero en realidad no hace. La que jura que hace, comprueba a sí mismo y al mundo lo poco que hace, con orgullo y casi esperando que se lo agradezcan y aplaudan, pero ni está bien hecho, ni es mucho, ni vale la pena. Y, por último, los que, no conformes con no hacer nada, encima, se quejan. Insisto, ¿POR? No miden la angustia que me provoca el imaginar una vida tan… Así. La siento tan ajena que la repelo. Me gusta rodearme de gente que haga cosas: que estudie, que lea, viaje, baile, aprenda, personas que si quieren algo, buscan la forma de conseguirlo, que son tan curiosos que no dejan de hacer preguntas, de investigar, de indagar. Se puede ser feliz y tranquilo, pero a la vez inquieto y anhelante. ¿Qué anhela una persona que vive en la inactividad? De las que conozco así, buscan dormir, dinero, comida… Es decir, comodidades. ¿Y las novedades? ¿Y las aventuras? Prefiero mil veces estar rodeada de rufianes (😏) que se desesperen con la clase de Filosofía, y aun así, asistan, que de inactivos que dejan todo para luego. ¿Y ustedes?

xx linette cozaya otto

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s